Maximizar para Reinar

La única forma que podamos operar como Reyes y Reinas en la tierra es a través de maximizar todo el potencial que Dios nos ha dado en siete áreas básicas que conforman nuestro ser. Estas son: Espiritual, ética, mental, física, social, productividad y autoridad.

Espiritual

Como Reyes y Reinas en esta tierra creemos en la dimensión de lo sobrenatural la cual permite que vivamos en un mundo de fe y que podamos avanzar en el establecimiento y la extensión del Reino de Dios en la tierra. Creemos en el ejercicio pleno de los dones espirituales dados por Dios para la edificación del cuerpo de Cristo.

En el área espiritual se inicia el entendimiento del por qué existimos. A través de nuestra relación con Dios llegamos a entender cuál fue el propósito por el cual fuimos creados por El. A través de la relación con Dios tenemos la oportunidad de ser guiados por El hacia el cumplimento de nuestro destino.

Ética

Como creyentes maduros tomamos conciencia de la importancia de regirse por un código ético fundamentado en tres valores fundamentales que nos sirvan de referencia en la toma de decisiones. Los valores fundamentales con los que fue creado el ser humano son tres: Libertad (El ejercicio de la autoridad interior para no ser esclavo emocional de las demás personas), Dignidad (La mayordomía del Ser. Es el aprecio de lo que uno es), e Integridad (La mayordomía del carácter. Es la capacidad de actuar de acuerdo a lo que somos y negociando al máximo nuestro talento)

Mental

Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. Mateo 4. 17. 

Jesús nunca trajo una religión a la tierra. Por eso la primera palabra de su proclamación publica fue “arrepentíos” y esta palabra significa “Cambia tu manera de pensar, tu mentalidad”. Arrepentíos significa cambia la manera en la cual tú has sido condicionado a pensar. Tu filosofía, tu religión, tu educación, tus conceptos, tus ideas, tus percepciones están equivocadas. ¿Por qué? Porque tenemos nuestros propios conceptos acerca de Dios, del cielo, de la tierra, del plan de Dios, del propósito de Dios, de la intención de Dios, tienes tus propias ideas y el Señor dice “Cámbialas porque están mal”  Porque ahora el reino de los cielos ha llegado nuevamente a la tierra. “Ahora todo volverá al original”

Y renovaos en el espíritu de vuestra mente. Efesios 4.23.

La mentalidad es fundamental para poder operar como Reyes y Reinas en esta tierra y para manifestar el poder de Dios en la vida diaria.

Física

Dios creo el cuerpo humano para que fuera el vehículo a través del cual los creyentes pudieran alcanzar sus sueños. Pero la realización de sus sueños depende en gran medida de tener un óptimo estado de salud. Salud es el mantenimiento de las buenas condiciones físicas del cuerpo humano a través del cumplimiento de los correctos principios y leyes que hacen esto posible.

Maximizar el potencial en el área física significa llegar a entender los principios por los cuales opera la salud, y practicarlos a conciencia para el mantenimiento de un óptimo desempeño. Esto implica adquirir nuevos hábitos como la correcta nutrición, el descanso, dormir suficientes horas por día, tomar vacaciones anuales, practicar ejercicios físicos, entre otros.

Social

Dios nos ha llamado, Como Reyes y Reinas, a producir influencia para la transformación social. Creemos firmemente que tenemos un papel importante en aportar lo mejor de nuestro talento y habilidades para contribuir a mejorar la calidad de vida de nuestro prójimo.

Productividad

Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así. Génesis 1.11.

La productividad es la semilla que Dios puso dentro de cada uno de nosotros. Pero tenemos que activarla a través de los principios del Reino de Dios. El éxito depende en gran medida de los recursos que poseemos, y por ello hay que desarrollar la capacidad de producir y administrar en forma sabia los recursos que Dios pone en nuestras manos. También, debemos tener claro que las riquezas en el Reino tienen propósitos bien definidos.

Autoridad

La autoridad en el Reino de Dios se fundamenta en la capacidad de obedecer a Dios y la realización de sus asignaciones por cada uno de sus hijos. La base de la autoridad es la obediencia.