No mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. 2 Corintios 4:18

Hay dos dimensiones en las cuales vivimos simultáneamente: la natural y la sobrenatural. Somos seres espirituales viviendo en un cuerpo natural. Fuera y dentro de nosotros hay un ambiente espiritual.

Dimensión natural. Hemos sido puestos dentro de un mundo natural, el cual se encuentra en un mundo espiritual. El mundo natural fue delineado por Dios con las leyes del tiempo, materia, espacio, distancia, gravedad, aerodinámica, e inercia las cuales fueron establecidas singularmente para darle al ser humano calidad de vida y para poder operar en esta tierra.

Los seres humanos tenemos cinco sentidos que nos sirven para conocer y relacionarnos con nuestro entorno; son el gusto, la vista, el olfato, el oído y el tacto. Los órganos de los sentidos captan impresiones las cuales son transmitidas al cerebro y éste las convierte en sensaciones.

Dimensión sobrenatural. Existe una dimensión espiritual en la cual Dios, Fe, Blog King of Lifejuntamente con el resto de los seres celestiales, mora dentro del panorama de lo espiritual, en donde ninguno de estas limitantes son relevantes. El mundo espiritual se mueve dentro de la “eternidad”, el eterno presente, en donde todo ocurre sin el control del tiempo como lo expresa Eclesiastés 3.15 “Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.”

Cada uno de los hijos e hijas de Dios, tiene el privilegio de operar, de poder experimentar ambos mundos. Como seres humanos el mundo natural. Como personas ungidas por Dios, tienen la capacidad de experimentar con sus sentidos espirituales la dimensión del Reino de Dios.

Romanos 1.19-20. Todos los seres humanos tienen un conocimiento de Dios. Dios le ha dado un conocimiento intuitivo de El a cada persona. Todos los seres humanos saben que existe un Dios creador. Lo que necesitamos no es conocimiento de Dios sino su revelación de quien es el.

La operación en el mundo natural. La mayoría de los cristianos operan en el mundo de lo natural. La mayoría de los cristianos hoy en día caminan por vista y no por fe. La Biblia se refiere a estas personas como “carnales” Es decir, aquellas personas que están limitadas a lo que solo puede percibir a través de los cinco sentidos. Eso sucede porque la mayoría de las personas no pueden ver o sentir lo espiritual. Su enfoque es el mundo natural lo cual los lleva a enfocarse en cubrir sus necesidades básicas.

La operación en el mundo sobrenatural.  Nuestra espiritualidad está basada en la conexión con el mundo sobrenatural del Reino de Dios, no con una religión. El Espíritu Santo nos guía a toda verdad. Él está encargado de guiarnos a experimentar esa dimensión a través de la fe. La fe es la conexión entre ambos mundos, la que nos permite caminar hacia nuestro destino glorioso y cumplir nuestro propósito asignado por Dios.

Sean bendecidos,

Apóstol Jose Carucci