La Fe, Blog King of LifePero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre, y había sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor, cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto. Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva. Y en seguida la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel azote. Marcos 5: 21-34

La Fe no mueve a Dios. Usualmente concebimos la fe como algo que tenemos que hacer para que Dios se mueva a nuestro favor pero bíblicamente ese concepto no es correcto. Dios se mueve por gracia e independientemente de nosotros, no por fe.

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Hebreos 11:6

La fe nos mueve a nosotros hacia donde Dios está derramando sus bendiciones. Nos mueve a la condición de Hijos e hijas de Él. La mujer del flujo de sangre entendió la fe dentro del contexto de la gracia. Ella no movió a Dios a su favor sino que ella se movió hacia Dios y su gracia fue extendida sobre ella.

Mi respuesta a Dios. Sin fe no podemos desbloquear la gracia de Dios sobre nosotros. La fe es la llave y la gracia la cerradura. Fe es mi acertada respuesta a lo que Dios está haciendo en mi vida por su gracia. Fe no es la respuesta de Dios hacia mi sino mi respuesta a Dios. Mi respuesta es creer a Dios que por su gracia me ha bendecido y entonces lo veré manifestado en mi vida.

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo. Efesios 1:3. La fe solo hace que nos apropiemos de lo que Dios nos ha provisto por gracia. Si Dios no provee por su gracia, nuestra fe no hará que eso suceda.

 Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. Mateo 10:8. En su palabra Dios nos dice que sanemos enfermos, liberemos al oprimido, resucitemos muertos pero entonces nosotros sí creemos eso actuaremos en fe para hacerlo porque Dios nos ha enviado a realizarlo. Él ya ha provisto todo eso por su gracia.

Fe es nuestra respuesta favorable a lo que Dios ya ha hecho. Fe es descansar en lo que el Señor ya hizo en la cruz. Es descansar en su gracia porque todo ya está perfectamente hecho y por su gracia nos lo ofrece.

Nosotros en agradecimiento a todo lo que ha provisto nuestro padre celestial respondemos con fe creyendo sus promesas y actuando en la dirección que él nos indica y por eso vemos sus bendiciones.

Sean bendecidos,

Apóstol Jose Carucci